Get Adobe Flash player

El Regalo de la Llama Violeta de Saint Germain

 

¿Qué es la Llama Violeta?

La Llama Violeta es la esencia de uno de los “Siete Rayos”. Tal como un rayo de luz solar que pasa a través de un prisma se refracta en los siete colores del arco iris, así mismo la luz espiritual se manifiesta en siete rayos. Cada rayo posee un color, frecuencia y cualidad específica de la conciencia de Dios. El rayo violeta es conocido como el séptimo rayo.

Cuando la invocas en el nombre de Dios, desciende como un haz de energía espiritual y estalla una llama espiritual en tu corazón con cualidades de misericordia, perdón, justicia, libertad y transmutación.

 

¿Qué relación hay entre Saint Germain y la llama violeta?

Saint Germain es conocido como el Señor del Séptimo Rayo, cada vez que le oramos a él, el nos trae muchos regalos del Espíritu, su alegría, diplomacia, y creatividad. Él puede inspirarnos con sus innovaciones en la ciencia, la literatura, la religión, el gobierno, la filosofía, la educación, la curación, la alquimia y otros campos.

Durante casi setenta años, Saint Germain ha estado preparándonos para entrar a la Era de Acuario, una era de paz, libertad e iluminación. Él se presentó a Guy W. Ballard a principios de 1930 y le dio sus primeras enseñanzas sobre la Llama Violeta.

Saint Germain dijo que después de siglos de mantener oculto el conocimiento de la Llama Violeta, Los Maestros han decidido liberar su uso al público durante este momento crucial. Saint Germain ha dicho, “El uso de la Llama Violeta es más valioso para tí y para la humanidad que todas las riquezas, todo el oro y todas la joyas de este planeta.” (La Voz del YO SOY Enero 1941 p.20).

 

 

¿Cómo trabaja la llama violeta?

La Llama Violeta trabaja un poco como el jabón. El jabón retira la suciedad de la ropa usando las cargas positivas y negativas de los átomos. Este funciona porque cada una de sus moléculas tiene dos partes, una es atraída por la suciedad y la otra por el agua. El lado amante de la suciedad atrae la suciedad, como un imán atrae un sujetapapeles. El lado amante del agua se pega al agua, llevándose la suciedad con él.

Cuando invocamos la Llama Violeta, se establece una polaridad entre el núcleo del átomo y el núcleo de Fuego blanco de la llama. Los núcleos, siendo materia, asumen la polaridad negativa, el núcleo de Fuego blanco de la Llama Violeta, siendo Espíritu, asume la polaridad positiva.

La interacción entre el núcleo de átomo y la luz de la Llama Violeta establece una oscilación. Esta oscilación desaloja las densidades atrapadas entre los electrones en órbita alrededor del núcleo. Como esta sustancia endurecida que hacen pesado al átomo se afloja, es lanzada a la Llama Violeta y expulsada.

Pero a diferencia del jabón, la Llama Violeta no solamente rodea y elimina los desechos, los transforma en energía de Luz pura. Libres de estos desechos, los electrones empiezan a moverse con más libertad, lo que eleva nuestra vibración y nos propulsa a un estado más espiritual.

La gente nota una diferencia física y espiritual cuando usan la Llama Violeta, pero

 

¿Qué sucede realmente cuando repetimos las palabras de un decreto de Llama Violeta?

Se pueden dar dos perspectivas sobre esto, la perspectiva espiritual como ha sido revelada por los Maestros Ascendidos y una perspectiva científica basada en los desarrollos recientes de la física y la medicina. Ambas explicaciones involucran el concepto de vibración.

En física, la vibración es la velocidad a la cual algo se mueve hacia atrás y hacia adelante, oscila. Se tiene entendido que la vibración a nivel espiritual es la tasa de rotación de los electrones que se mueven alrededor del núcleo del átomo. Como veremos, estas definiciones no están tan alejadas.

Cada uno de nosotros tiene cuatro cuerpos, que son las envolturas de nuestra alma: (1) el cuerpo físico, el cual podemos ver y tocar, (2) el cuerpo de deseos, ó astral, que contiene nuestras emociones, (3) el cuerpo mental, que es nuestra mente conciente y (4) el cuerpo etérico, o de la memoria, que contiene la memoria de todas nuestras vidas pasadas. La Llama Violeta trabaja en estos cuatro cuerpos inferiores por el cambio de su vibración.

 

Saint Germain nos ha dado el siguiente decreto de Llama Violeta:

 

¡Yo Soy un ser de fuego violeta!
¡Yo Soy la pureza que Dios desea!

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

 

Cuando des este y otros decretos de Llama Violeta, la Llama Violeta impregna cada célula y átomo de tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu subconciente y tu memoria.

 

¿Qué hace la Llama Violeta cuando impregna tus átomos?

Los Maestros han dado la siguiente explicación:
Todos sabemos que los átomos son en su mayoría espacio vacío. Si un átomo fuera del tamaño de una pelota de baloncesto, su núcleo continuaría siendo demasiado pequeño para verlo con nuestros ojos. Sin embargo, el 99.9 % de la masa está concentrada en el núcleo, dejando el resto de la pelota como espacio vacío, ocupado únicamente por los electrones, los cuales pesan muy poco. En todo ese espacio vacío entre el núcleo y el borde del átomo, es donde la discordia y la energía negativa puede llegar a atascarse.

A nivel celular y molecular esta sustancia parece polvo, hollín, alquitrán o incluso cemento. Los Maestros han dado el ejemplo de alguien que sostiene una cubeta de alquitrán fundido y lo vierte sobre un barril lleno de canicas. El espacio entre las canicas se une por el alquitrán y de pronto toda la masa se suelda junta.

Los Maestros nos dicen que cuando nuestros cuerpos físicos y espirituales llegan a obstruirse por el karma y la energía negativa, se reduce la vibración de los electrones de nuestros cuatro cuerpos inferiores. Entonces comenzamos a resonar más con la negatividad y menos con la pura energía cósmica que viene desde nuestra Presencia de Dios, y finalmente podemos llegar a enfermarnos. Entre más sustancia negativa haya en nuestros cuatro cuerpos inferiores, menor es nuestra rata de vibración y llegamos a estar más agobiados. Espiritualmente, es por eso que la gente muere.

Si usted ha estudiado acupuntura y yoga, usted sabe que una salud óptima viene cuando la energía espiritual fluye libremente a través de nuestros cuerpos. Cuando la sustancia kármica se solidifica, es como el endurecimiento de las arterias de nuestros cuerpos espirituales. Cuando resonamos con esta negatividad, poco a poco se va imponiendo a menos que hagamos algo en torno a nosotros mismos.

La Llama Violeta transmuta cualquier cosa negativa que se presente en cualquier parte de tu ser espiritual o físico. Esto incluye desde los núcleos de odio hasta los virus físicos. Cuando la Llama Violeta trabaja, atraviesa los espacios obstruidos entre los electrones y el núcleo. Expulsa esta sustancia densa de tu cuerpo y la disuelve. Este proceso transmuta la energía negativa en positiva y la restaura a su pureza natural.

La Llama Violeta  Nueve pasos para poner la llama Violeta en tu Vida  Visualizaciones para la Llama Violeta  Videos por Elizabeth Clare Prophet  Dar 15 minutos mínimo de Llama Violeta  Decretos dinámicos

 

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación. Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca. Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...

El Maestro Ascendido Saint Germain es el Chohan del Séptimo Rayo, el rayo violeta, de la libertad, alquimia, justicia, misericordia y transmutación. Él es el patrocinador de los Estados Unidos de América y el Jerarca de la era de Acuario, quien trae el regalo de la llama violeta para el cambio del mundo. Instruye e inicia a las almas en la maestría del chakra de la sede del alma, preparándolas para recibir los dones del Espíritu Santo de profecía y don de hacer milagros. El Maestro Ascendido Saint Germain enseña que la alquimia más elevada es la transformación de la conciencia humana individual en la divinidad del Ser Superior. Él está dispuesto a ayudar a todas las almas en este esfuerzo. El regalo de Saint Germain de la llama violeta es una herramienta espiritual práctica, cuando se usa en la ciencia de la palabra hablada, te ayuda a transmutar, ó borrar, pensamientos y sentimientos negativos.