Get Adobe Flash player

El poder de la palabra hablada

¿Por qué nos dio Dios la luz y el poder de la palabra y un chakra de la garganta si no era para concedernos el poder de Su palabra?

Recuerda, cuando Dios creó dijo: “Hágase la Luz”. No meditó, habló. Y tú tienes que hablar si quieres ordenar a las fuerzas y a los elementos.

Esto es lo que yo haría si me encontrase en una situación problemática con adolescentes. Haría esa invocación y esa afirmación que hemos visto, repitiéndola.

Repetir un mantra es muy importante, recitar nuestras oraciones una y otra vez. El valor de esto es que los ángeles necesitan el moméntum de nuestra energía y nuestro llamado aquí abajo para hacer su trabajo. Necesitan la acción de nuestros decretos.

No es la vana repetición de oraciones. Es una determinación muy consciente para orar y seguir orando y “rezar sin parar”, como dice la Biblia, para que podamos ser esa presencia reforzadora, al lado de un adolescente que se encuentra literalmente luchando con las mismísimas fuerzas del infierno.

Todas las religiones del mundo en todas las eras, inclusive la Atlántida y Lemuria, han practicado la ciencia de la Palabra hablada, repitiendo manirás a cada hora para atraer la Luz de Dios desde el nivel de la Presencia YO SOY.

Dios dice: “Mis pensamientos no son tus pensamientos”. Lo que está diciendo es: “Mis vibraciones no son tus vibraciones”. Nuestras vibraciones son humanas. Vivimos en un mundo denso. Dios vive en un plano exaltado de luz. Así que, para atraer esa luz hacia abajo usamos Su nombre “YO SOY” en decretos y oraciones. De este modo esa luz queda anclada aquí abajo. ¿Dónde? En tus chakras, en tus siete chakras. Ésos son los recipientes que contienen esa luz.

Necesitamos recitar día tras día el mantra, o la oración, o el rosario, o lo que sea con lo que nos sintamos cómodos en nuestra iglesia, hasta que la acción que hemos llamado se cumpla.

La Ciencia de la Palabra Hablada

Definiciones

El poder de la palabra

Moméntum

Consejos para decretar

¿Cómo decretar eficazmente?

Aumente la eficacia de sus Decretos

El Nombre de Dios es Poder

Escuchar y Experimentar con los Decretos

Decretos dinámicos

Oraciones, Meditaciones y Decretos Dinámicos

 

La fraternidad de los Guardianes de la llama® procede de la tradición de las antiguas órdenes espirituales. Saint Germain fundó la fraternidad en la ciudad de Washington en el año 1961 por medio de su Mensajero, Mark L. Prophet. Como Caballero Comendador de la fraternidad, Saint Germain ha prometido asegurarse de que esta Tierra llegue a una era dorada de Libertad, Paz e Iluminación. Junto con Saint Germain otros Maestros Ascendidos vienen a ayudar a la tierra. En el libro del Apocalipsis se habla de ellos como los “Santos vestidos de blanco”. Ellos y sus discípulos no ascendidos forman La Gran Hermandad Blanca. (“Blanca” no se refiere a la raza sino a l Aura de Luz blanca que rodea a estos Maestros.) La fraternidad de los Guardianes de la llama es una rama externa de La Gran Hermandad Blanca. Informarte más sobre la Fraternidad de los Guardianes de la Llama®...

El Maestro Ascendido Saint Germain es el Chohan del Séptimo Rayo, el rayo violeta, de la libertad, alquimia, justicia, misericordia y transmutación. Él es el patrocinador de los Estados Unidos de América y el Jerarca de la era de Acuario, quien trae el regalo de la llama violeta para el cambio del mundo. Instruye e inicia a las almas en la maestría del chakra de la sede del alma, preparándolas para recibir los dones del Espíritu Santo de profecía y don de hacer milagros. El Maestro Ascendido Saint Germain enseña que la alquimia más elevada es la transformación de la conciencia humana individual en la divinidad del Ser Superior. Él está dispuesto a ayudar a todas las almas en este esfuerzo. El regalo de Saint Germain de la llama violeta es una herramienta espiritual práctica, cuando se usa en la ciencia de la palabra hablada, te ayuda a transmutar, ó borrar, pensamientos y sentimientos negativos.